Información

Método de ingesta de minerales nutricionales

Método de ingesta de minerales nutricionales


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Siempre me pregunto si en lugar de obtener minerales de los alimentos, ¿puedo comerlos directamente y tendrán el mismo efecto que en los alimentos, p. Ej. ¿Puedo comer limaduras de hierro para obtener hierro, magnesio y beber agua dura para obtener calcio?

¿Hay alguna diferencia entre tener minerales a través de los alimentos o comer metales directamente?


Para absorber los elementos esenciales, el cuerpo debe obtenerlos en forma de iones estables. Entonces, para el calcio y el magnesio, nuestro cuerpo los absorbe del agua dura de la misma manera que los obtiene de otras fuentes y los usa de manera idéntica. En el caso del hierro, no podemos obtener hierro de los empastes de hierro porque el hierro reacciona con el agua y otras sustancias químicas de nuestro cuerpo que pueden producir efectos nocivos. Para obtener más información sobre la absorción de calcio del agua dura, visite http://goaskalice.columbia.edu/answered-questions/calcium-hard-water


La nutrición, un proceso vital importante

La nutrición es una de las partes importantes en la vida de los organismos vivos. Todos los seres vivos realizan diversas actividades en su vida y para realizar estas actividades, un ser vivo requiere energía. La energía se obtiene de los alimentos que ingieren los organismos.

Definiciones

  1. Nutrición & # 8211 La nutrición se puede definir como la ingesta de alimentos por parte de cualquier organismo vivo y la utilización de ese alimento se denomina Nutrición.
  2. Respiración & # 8211 Los procesos de respiración incluyen la inhalación de oxígeno y la oxidación de los alimentos en las células para liberar energía.
  3. Transporte & # 8211 Transporte de diferentes gases y alimentos digeridos a diferentes partes del cuerpo.
  4. Excreción & # 8211 La excreción es la eliminación del material de desecho no digerido del cuerpo que se denomina Excreción.

La palabra nutrición se deriva de la palabra nutriente. El nutriente puede ser un alimento orgánico o inorgánico. Se utiliza para la generación de energía para llevar a cabo diversas actividades físicas y metabólicas de los seres vivos. Este proceso es importante para la supervivencia de un organismo vivo. Las fuentes de alimentos pueden ser simples o complejas. Glucosa, almidón, carbohidratos, grasas y proteínas, las vitaminas son las diferentes formas de alimentos que se utilizan para obtener energía.

En palabras simples, los nutrientes se pueden definir como los alimentos que consumen los organismos vivos de los alrededores y los utilizan como fuente de energía. La energía obtenida por la utilización de alimentos se utiliza para la biosíntesis de los componentes del cuerpo como células, órganos y tejidos. Los alimentos que ingiere un organismo están compuestos por nutrientes como carbohidratos, grasas, vitaminas, minerales, proteínas y agua. Por lo tanto, podemos definir la nutrición como la ingesta de alimentos o podemos decir la ingesta de nutrientes y la utilización de esos nutrientes por el organismo en forma de energía.

1] Modo de nutrición

Modo de nutrición en nada más que el método de obtención de alimento por un organismo. Hay una gran cantidad de seres vivos en la tierra y todas y cada una de las especies de vida tienen un método diferente de obtención o podemos decir ingesta de alimentos. Dependiendo del método utilizado para la obtención de alimentos, los organismos se dividen en dos grupos principales y que son

A] Modo de nutrición autótrofo

B] Modo de nutrición heterotrófico

A] Modo de nutrición autótrofo

El modo autótrofo de nutrición significa la nutrición realizada por uno mismo. El organismo sintetiza su alimento utilizando el dióxido de carbono, el agua y la luz solar como fuente de energía.

Por lo tanto, podemos definirlo como & # 8221 Un modo de nutrición en el que el organismo sintetiza su propio alimento mediante el uso de dióxido de carbono, agua y luz solar como fuente de energía & # 8221. Las plantas verdes muestran un modo de nutrición autótrofo ya que tienen pigmento de clorofila presente en la célula. Algunas bacterias también muestran un modo de nutrición autótrofo. Los organismos que muestran un modo de nutrición autótrofo se denominan organismos autótrofos o simplemente autótrofos. Estos autótrofos elaboran su alimento a partir de sustancias inorgánicas presentes en el entorno como el dióxido de carbono, el agua, el suelo y la luz solar.

El pigmento de clorofila presente en las células de las plantas y este pigmento es capaz de atrapar la energía de la luz solar. Los procesos de fotosíntesis se utilizan para elaborar su propio alimento mediante autótrofos. La fotosíntesis es un proceso en el que el dióxido de carbono atrapado y las sustancias inorgánicas como el suelo, el agua y el dióxido de carbono se utilizan para preparar sus propios alimentos.

B] Modo de nutrición heterotrófico

En el modo de nutrición heterótrofo la nutrición se obtiene de otras fuentes, en este modo de nutrición los seres vivos son incapaces de sintetizar su propio alimento, dependen de otras formas de vida para su nutrición, en resumen podemos decir que los hetrótrofos son dependientes de alimentos que es elaborado por autótrofos o consume autótrofos y otros animales. La mayor parte del organismo son hetrótrofos como animales, bacterias, hongos y seres humanos.

Podemos definir a los heterótrofos como & # 8221 Los seres vivos que son incapaces de sintetizar su propio alimento mediante el uso de sustancias inorgánicas y son completamente dependientes de los autótrofos y para su alimentación y consumo de otros animales se denominan heterótrofos. Los seres vivos como las bacterias, los hongos, las levaduras, los animales y los seres humanos son de naturaleza hetrotrófica.

Hay tres tipos de Nutrición Heterófica

1. Nutrición saprotrófica & # 8211 El modo saprotrófico de nutrición es una nutrición en la que los seres vivos obtienen su alimento de plantas y animales muertos. El significado de & # 8216sapro & # 8217 significa podrido, por lo que un saprofito es un organismo que depende de plantas y animales muertos y podridos. La materia muerta y en descomposición está en forma compleja, estos saprófitos convierten esta forma compleja de nutrientes en una forma simple fuera de su cuerpo y luego consumen la forma simple de nutrientes. Generalmente, los hongos como levaduras, mohos, hongos y algunas bacterias se incluyen en esta clase de saprófitos.

2. Nutrición parasitaria & # 8211 El modo de nutrición parasitaria es un modo de nutrición en el que el organismo obtiene su alimento del cuerpo de otro organismo vivo. El parásito es un organismo que ingresa al cuerpo de un organismo huésped y obtiene su alimento sin matarlo. Los parásitos causan un daño al huésped. Las enfermedades causadas en plantas, animales y seres humanos se deben a los parásitos. Generalmente, las bacterias, los hongos y algunas plantas muestran un modo de nutrición parasitario.

Hay dos tipos de parásitos que son el ectoparásito y el endoparásito. El ectoparásito es el parásito que vive en la superficie exterior del cuerpo del huésped que es la superficie de la piel del huésped. Los endoparásitos son los parásitos que entran en el cuerpo del huésped y alcanzan diferentes órganos del huésped.

3. Nutrición holozoica

La nutrición holozoica es una nutrición en la que los seres vivos toman un producto vegetal o animal como fuente de alimento. Por lo general, la mayoría de los animales ingieren el alimento en el cuerpo mediante procesos de ingestión; además, el alimento complejo se toma y se digiere en moléculas simples mediante el proceso de digestión. La comida digerida es absorbida por las células del cuerpo por absorción. Por último, los productos de desecho no digeridos se eliminan del cuerpo mediante un proceso de egestión. Los seres humanos y casi todos los animales muestran un modo de nutrición holozoico.


34: Nutrición animal y sistema digestivo

  • Contribuido por OpenStax
  • Biología general en OpenStax CNX

Todos los organismos vivos necesitan nutrientes para sobrevivir. Si bien las plantas pueden obtener las moléculas necesarias para la función celular a través del proceso de fotosíntesis, la mayoría de los animales obtienen sus nutrientes mediante el consumo de otros organismos. A nivel celular, las moléculas biológicas necesarias para la función animal son los aminoácidos, las moléculas de lípidos, los nucleótidos y los azúcares simples. Sin embargo, los alimentos consumidos consisten en proteínas, grasas y carbohidratos complejos. Los animales deben convertir estas macromoléculas en moléculas simples necesarias para mantener las funciones celulares, como ensamblar nuevas moléculas, células y tejidos. La conversión de los alimentos consumidos en los nutrientes necesarios es un proceso de varios pasos que implica la digestión y la absorción. Durante la digestión, las partículas de alimentos se descomponen en componentes más pequeños y luego son absorbidas por el cuerpo.


Evaluación de la ingesta dietética y el estado mineral en mujeres embarazadas.

Objetivo: Evaluar la ingesta dietética de la gestante y su estado nutricional de Ca, Mg, Fe, Zn y Cu, ya que el estado nutricional de la gestante es un factor importante para la correcta progresión del embarazo y el desarrollo y salud del feto. .

Métodos: El estudio se realizó en 108 mujeres embarazadas de entre 18 y 42 años, a las 6-32 semanas de gestación. Utilizamos un cuestionario y una entrevista nutricional recordatoria de 24 h. Se tomaron muestras de cabello para realizar pruebas y se evaluó el nivel de cada mineral mediante espectrometría de absorción atómica. Los resultados se analizaron con el software Dietetyk y Statistica 10.

Resultados: Se observaron niveles bajos de ingesta de Fe, Zn, Ca, Mg, vitamina D y ácido fólico en las mujeres embarazadas, y el uso de suplementos dietéticos aumentó significativamente su ingesta de Fe, Zn y ácido fólico. Se demostró que la concentración de zinc y magnesio en el cabello de las mujeres se ve afectada por la edad y, en el caso del magnesio, por la semana de embarazo.

Conclusiones: Se observó que la dieta de las embarazadas se caracteriza por niveles bajos de Fe, Zn, Ca, Mg, vitamina D y ácido fólico. La suplementación dietética con vitaminas y minerales aumenta significativamente la ingesta diaria de Fe y ácido fólico en mujeres embarazadas. La concentración de Zn y Mg en el cabello depende de la edad de las mujeres embarazadas y el nivel de Mg en el cabello de las mujeres disminuye durante el embarazo.

Palabras clave: Hábitos dietéticos Ácido fólico Minerales Embarazo Vitamina D.

Declaracion de conflicto de interes

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Aprobación ética

Todos los procedimientos realizados en estudios con participantes humanos estaban de acuerdo con los estándares éticos del comité de investigación institucional y / o nacional, y con la declaración de Helsinki de 1964 y sus enmiendas posteriores o estándares éticos comparables.

Consentimiento informado

Se obtuvo el consentimiento informado de todos los participantes individuales incluidos en el estudio.


Exudados de raíces de plantas y # x02014 Una fuente de señales moleculares

Señales metabólicas para reclutar microbios favorables

El crecimiento de microbios del suelo suele estar limitado en carbono, por lo que las altas cantidades de azúcares, aminoácidos y ácidos orgánicos que las plantas depositan en la rizosfera representan una valiosa fuente de nutrición (Bais et al., 2006). Sin embargo, la deposición de este carbono lábil no necesariamente fomenta el reclutamiento de microbios favorables, porque las cepas patógenas también pueden usar estas moléculas como sustratos de crecimiento. Por tanto, se puede postular que las plantas han desarrollado mecanismos de reconocimiento para discriminar los microorganismos beneficiosos de los que necesitan ser repelidos. En tal caso, las moléculas específicas presentes en los exudados de las raíces que contribuyen a dar forma a la estructura de la comunidad microbiana son objetivos potenciales para las estrategias de fitomejoramiento que buscan diseñar el microbioma de la rizosfera. Se ha demostrado que los exudados de las raíces de las plantas contienen componentes utilizados en estrategias de comunicación química subterránea, como flavonoides, estrigolactonas o terpenoides (Bais et al., 2006 Venturi y Fuqua, 2013 Massalha et al., 2017). Los estudios sobre el microbioma de diferentes especies de plantas y accesiones revelaron fuertes variaciones, lo que llevó a la hipótesis de que los exudados son cruciales para dar forma a las interacciones entre plantas y microbios (Hartmann et al., 2009). Además, se ha demostrado que las plantas atraen específicamente a compañeros de interacción beneficiosos a través de señales derivadas de la raíz (Neal et al., 2012 Lareen et al., 2016).

Hasta ahora, la mayor parte de la información sobre la percepción y transducción de señales en las interacciones entre plantas y microelementos proviene del campo de la patología vegetal, donde las quinasas similares a receptores vegetales (RLK) desempeñan un papel importante (Antol & # x000edn-Llovera et al., 2012). En caso de interacciones mutualistas, las interacciones de nodulación y micorrizas sirven como sistemas modelo para identificar mecanismos de reconocimiento entre plantas y microbios (Delaux et al., 2015 Lagunas et al., 2015). Paralelamente al reconocimiento del socio de interacción microbiano por parte de la planta, también los microbios deben reconocer a su socio de interacción mutua (la raíz de la planta). Está ampliamente aceptado que los exudados de las raíces contribuyen al establecimiento del microbioma de la raíz (Massalha et al., 2017). El término & # x0201croot exudates & # x0201d describe las moléculas que son secretadas selectivamente por las raíces y las distingue del desprendimiento de las células del borde de la raíz (Walker et al., 2003). La liberación general de compuestos de carbono fijos (células fronterizas y exudados) en el suelo circundante se denomina rizodeposición (Jones et al., 2004 Dennis et al., 2010). Los datos sobre la cantidad de rizodeposición oscilan entre el 5 y el 30% de la cantidad total de carbono fijo (Bekku et al., 1997 H & # x000fctsch et al., 2002 Dennis et al., 2010), lo que generalmente significa una gran pérdida de -C para la biomasa y representa un impacto considerable en el balance de carbono de plantas individuales y también en ecosistemas completos (Badri y Vivanco, 2009 Bardgett et al., 2014). En un enfoque de 14 C, H & # x000fctsch et al. (2002) encontraron diferencias notables en la cantidad de liberación de C entre seis especies de plantas diferentes que van desde 11,6 (trigo) a 27,7 (rábano aceite) mg C / g de materia seca de la raíz. Además, la composición de estos exudados varió entre especies, siendo los exudados de aceite de rábano ricos en ácidos orgánicos, mientras que los exudados de guisantes son ricos en azúcares. Estos datos indican que varias especies de plantas modulan diferencialmente la composición química de sus rizosferas, lo que a su vez podría afectar a la comunidad microbiana asociada. El reclutamiento de microbios beneficiosos podría ser crucial en condiciones de estrés ambiental, como limitación de nutrientes, ataque de patógenos, plagas, alto contenido de sal o estrés por metales pesados.

Aspectos a considerar al analizar exudados de raíces

Para comprender completamente las interacciones dinámicas entre los microbios del suelo y las raíces de las plantas, es necesario dilucidar las moléculas específicas dentro de los exudados de las raíces que pueden reclutar cepas microbianas favorables. Este es un problema desafiante en bioquímica analítica, porque se deben abordar varias cuestiones biológicas y metodológicas para realizar análisis biológicamente perspicaces de los exudados de las raíces de las plantas (Rovira, 1969). Con respecto al cultivo, los sistemas de crecimiento de plantas artificiales no pueden reflejar las condiciones naturales en el suelo, pero por otro lado, es difícil desentrañar las señales de comunicación relevantes que ocurren en el suelo, debido a la interacción química de los metabolitos con la matriz del suelo y los metabolitos de fondo liberados de descomposición de materia orgánica o exudación microbiana. Por lo tanto, la mayoría de los análisis se basan en el cultivo hidropónico, a veces con un material inerte para andamiar las raíces. Al tomar muestras, el experimentador debe elegir si recoger los exudados en agua desionizada simple o en un medio más realista que contenga sales minerales. Además, es efectivamente imposible diseñar un enfoque experimental que pueda diferenciar los exudados de las células del borde desprendidas. Vranova et al. (2013). Para la adquisición de datos, los investigadores utilizan cada vez más enfoques de espectrometría de masas (MS) no sesgados, como la cromatografía de gases (GC) -MS y la cromatografía líquida (LC) -MS. Sin embargo, la detección de todos los metabolitos en una muestra es imposible debido a los sesgos fisicoquímicos impuestos por el método de extracción seleccionado, el procedimiento de limpieza de la muestra, los efectos de la matriz y la técnica analítica (Weston et al., 2015). Por lo tanto, deben combinarse diferentes métodos para obtener una visión completa del perfil de metabolitos. El análisis posterior de los datos de MS derivados es un gran desafío, comenzando con algoritmos de procesamiento de datos que permiten la detección de características, la alineación de picos y diferentes métodos de normalización. Estos algoritmos de normalización y escalado tienen un gran impacto en el resultado de un análisis (Worley y Powers, 2013). Para validar la identidad de características espectrales de masas específicas, los datos de fragmentación (MS 2 o MS n) se adquieren y comparan con bases de datos disponibles públicamente (Afendi et al., 2013 Misra y van der Hooft, 2016) o estándares auténticos (si están disponibles). . En conjunto, estos desafíos significan que el análisis integral de los exudados de las raíces no es trivial (Figura & # x200B Figura3 3 ).

Consideraciones técnicas para el análisis de exudados radiculares. Los análisis completos de la composición del exudado de la raíz son cruciales para avanzar en nuestro conocimiento de las interacciones entre plantas y microbombas, pero los experimentadores deben considerar los desafíos técnicos en cada paso del flujo de trabajo analítico. Primero, se debe considerar cuidadosamente el sistema de crecimiento, particularmente si se usa suelo o hidroponía, que tienen ventajas y desventajas. En el muestreo, aquellos que usan sistemas hidropónicos deben decidir si recolectar los exudados en solución nutritiva o agua desionizada, mientras que aquellos que usan sistemas de suelo deben considerar cómo separar los exudados de la matriz del suelo. Durante la preparación de la muestra, hay una multitud de opciones para la concentración y limpieza de la muestra, que influirán en la composición de la muestra. Claramente, la metodología de espectrometría de masas utilizada para la adquisición de datos jugará un papel crucial en el flujo de trabajo, porque diferentes configuraciones permiten la detección de diferentes moléculas. Finalmente, existe una creciente conciencia de que las estrategias de procesamiento y análisis de datos también juegan un papel clave en la configuración de los datos derivados.

Enfoques recientes para analizar la composición del exudado de la raíz

Varios estudios han descrito análisis de exudados de raíces de plantas, con Phillips et al. (2008) desarrollando un método para recolectar exudados de árboles maduros en el campo, aunque el metabolismo microbiano probablemente tenga un impacto significativo en este sistema no estéril. Dicho esto, la absorción de nutrientes microbianos es un aspecto interesante de las interacciones nutricionales entre plantas y microbios, y Carlsen et al. (2012) al comparar el contenido de flavonoides en dos suelos y luego de diferentes cultivos de leguminosas. Para evitar el impacto microbiano en los perfiles de exudado de la raíz, los investigadores han establecido diversos enfoques de sistemas de cultivo hidropónico axénico (Badri et al., 2008 Oburger et al., 2013 Strehmel et al., 2014), que son más fáciles de controlar, aunque representan Los sistemas de cultivo de plantas artificiales y las respuestas de las plantas también pueden incluir reacciones de estrés debido a la limitación de oxígeno y al apoyo insuficiente de las raíces. Además, la hidroponía es muy adecuada para el muestreo de exudados, ya que el líquido total se puede tomar directamente para otros procedimientos de preparación de muestras y se minimiza el daño a las raíces. Sin embargo, la recolección de exudados varía ampliamente en la escala de tiempo y el medio de recolección utilizado (solución nutritiva o agua). Badri y col. (2008) recogieron exudados de raíces de Arabidopsis thaliana en solución nutritiva durante 3 y 7 días para análisis por LC-MS y reveló que la mayoría de los compuestos están presentes solo después del período de incubación más largo. Se podría plantear la hipótesis de que esta observación se debe a las células del borde desprendidas.Sin embargo, también compararon la composición del exudado con la composición de la raíz y establecieron una diferencia del 80% en función de las masas moleculares detectadas (Badri et al., 2008). También Strehmel et al. (2014) aplicaron un período de recolección de 7 días en solución nutritiva para obtener cantidades suficientes de exudados de A. thaliana. Por el contrario, Carvalhais et al. (2010) aplicaron solo un período de recolección de exudado de 6 h para Zea mays plantas para minimizar el efecto de las células del borde desprendidas, pero se utilizó agua desionizada como medio de recolección. Se ha utilizado un enfoque similar para los exudados de la raíz de cebada que se recolectaron durante 4 h en agua desionizada (Tsednee et al., 2012). Para un período de recolección de exudado a corto plazo de Arabidopsis, se ha requerido una gran cantidad de plantas para obtener cantidades suficientes de exudado para el análisis LC-MS (Schmid et al., 2014). Una comparación directa de diferentes técnicas de cultivo de plantas y recolección de exudado reveló un gran impacto en los patrones de metabolitos (Oburger et al., 2013). Especialmente, las incubaciones prolongadas en agua desionizada pueden conducir a tasas de exudación sobreestimadas debido al alto gradiente transmembrana de solutos en un medio de baja fuerza iónica (Neumann y R & # x000f6mheld, 1999 Oburger et al., 2013). Hasta la fecha, la mayoría de los datos publicados sobre exudados se concentran en clases de metabolitos específicos como los metabolitos primarios (Neumann y R & # x000f6mheld, 1999 Dakora y Phillips, 2002 Rudrappa et al., 2008 Carvalhais et al., 2010 Tan et al., 2013 Warren, 2015 Kawasaki et al., 2016), hormonas (Foo et al., 2013), flavonoides (Graham, 1991 Hughes et al., 1999 Weisskopf et al., 2006 Cesco et al., 2010) o fitosideróforos (Oburger et al. ., 2014). Los enfoques de perfiles de metabolitos no dirigidos de exudados de raíces se han aplicado con menos frecuencia, aunque Strehmel et al. (2014) proporcionaron una descripción general completa de los metabolitos secundarios en los exudados de la raíz de Arabidopsis utilizando LC-MS. En experimentos de seguimiento, la recopilación de datos se complementó con datos de GC-MS y se amplió con una comparación de 19 accesiones de Arabidopsis (Monchgesang et al., 2016), co-cultivo con Piriformospora indica (Strehmel et al., 2016) y datos de limitación de fosfato (Ziegler et al., 2016). A medida que la tecnología de la EM continúe mejorando, se puede esperar que más estudios lleven a cabo análisis no específicos de los perfiles de exudado de la raíz.

Cómo difieren los exudados de las raíces según el genotipo vegetal y la limitación de nutrientes

Si los perfiles de exudado de la raíz van a ser un objetivo de reproducción potencial para aumentar la cooperación nutricional entre plantas y microbios (Kuijken et al., 2015), primero debe entenderse cómo varía la composición del exudado entre los genotipos o en respuesta a la privación de nutrientes. Estudios recientes han contribuido a nuestro conocimiento de este fenómeno, con los efectos de la limitación de fosfato investigados en Ziegler et al. (2016), y la variación entre accesiones mostrada en Monchgesang et al. (2016) y también Micallef et al. (2009). La comparación de los perfiles de exudado en 19 accesiones naturales de Arabidopsis mostró una alta variación natural de metabolitos glicosilados y sulfatados, como flavonoides, productos de degradación de glucosinolatos, catabolitos de ácido salicílico y derivados de poliaminas (Monchgesang et al., 2016). Con respecto a los cambios en la exudación de la raíz inducidos por la limitación de nutrientes, parece que la deficiencia de fosfato da como resultado una mayor abundancia de oligolignol y una menor abundancia de cumarinas (Ziegler et al., 2016). Los experimentos futuros podrían investigar un panel diferente de genotipos de plantas, quizás donde los experimentos anteriores han definido una diferencia fenotípica que está potencialmente relacionada con los perfiles de exudación de las raíces. Una posibilidad consiste en comparar genotipos que han mostrado una afinidad contrastante para reclutar microbios favorables (Haney et al., 2015), o genotipos que difieren en sus respuestas de falta de nutrientes (Ikram et al., 2012). Otra opción es el perfil del exudado de la raíz para analizar los efectos fenotípicos de los mutantes que fueron identificados por los estudios de GWAS (Wintermans et al., 2016).

Moléculas específicas en exudados de raíces vinculadas a interacciones nutricionales de plantas y microbios

A partir de nuestro conocimiento actual de los exudados de las raíces, ¿es posible identificar un conjunto de moléculas que son particularmente prometedoras para reclutar microbios favorables a la rizosfera? En las leguminosas, está bien descrito que la vía de los flavonoides tiene un gran impacto en la atracción de las bacterias rizobios a las raíces y la inducción ASENTIR expresión génica (Eckardt, 2006 Maj et al., 2010 Abdel-Lateif et al., 2012 Weston y Mathesius, 2013). Los flavonoides también son cruciales para la ramificación de las hifas y, por lo tanto, promueven la interacción micorrízica (Abdel-Lateif et al., 2012 Hassan y Mathesius, 2012). Ambas interacciones dan como resultado una mayor absorción de nutrientes de las plantas, con micorrizas y nódulos de raíces que aumentan el fósforo y el nitrógeno, respectivamente. Quizás otras plantas y bacterias del suelo también han aprovechado esta vía de señalización, y un análisis más detallado de los exudados de las raíces nos dará pistas sobre si los flavonoides desempeñan un papel en esta comunicación que conduce a una mayor absorción de nutrientes. A partir del análisis de mutantes de plantas, los genes candidatos que se han investigado hasta ahora están relacionados con la transferencia de metabolitos a la rizosfera (Badri et al., 2008), la señalización hormonal (Foo et al., 2013 Carvalhais et al., 2015), o a la biosíntesis, por ejemplo, genes de la vía fenilpropanoide (Wasson et al., 2006 Zhang et al., 2009). Estos resultados nos dan algunas pistas sobre las moléculas candidatas que exudan las raíces de las plantas para reclutar bacterias beneficiosas, como las estrigolactonas y los flavonoles, y presumiblemente más análisis ampliarán esta lista. Para aprovechar al máximo este conocimiento, es conveniente identificar qué cepas microbianas son reclutadas por estas moléculas y qué beneficios confieren a la planta.


Vitaminas

El nombre “vitamina” proviene de Casimir Funk, quien en 1912 pensó que las “aminas vitales” (similares a los aminoácidos) eran las responsables de prevenir lo que ahora conocemos como deficiencias vitamínicas. Él acuñó el término “vitaminas” para describir estas sustancias orgánicas que eran reconocidas como esenciales para la vida, pero a diferencia de otros nutrientes orgánicos (carbohidratos, proteínas y grasas), no proporcionan energía al cuerpo. Finalmente, cuando los científicos descubrieron que estos compuestos no eran aminas, el & # 8216e & # 8217 se eliminó para formar el término "vitaminas". 1

Clasificación de vitaminas

Vitaminas son micronutrientes orgánicos esenciales, no calóricos. Hay energía contenida en los enlaces químicos de las moléculas de las vitaminas, pero nuestro cuerpo no produce las enzimas para romper estos enlaces y liberar su energía, las vitaminas cumplen otras funciones esenciales en el cuerpo. Las vitaminas se clasifican tradicionalmente en dos grupos: soluble en agua o soluble en grasa. El hecho de que las vitaminas sean solubles en agua o en grasa puede afectar sus funciones y sitios de acción. Por ejemplo, las vitaminas solubles en agua a menudo actúan en el citosol de las células (el líquido dentro de las células) o en los líquidos extracelulares como la sangre, mientras que las vitaminas solubles en grasa desempeñan funciones como proteger las membranas celulares del daño de los radicales libres o actuar dentro de la célula. núcleo para influir en la expresión génica.

Figura 8.1. Clasificación de vitaminas como solubles en agua o solubles en grasa.

Una de las principales diferencias entre las vitaminas solubles en agua y las solubles en grasa es la forma en que se absorben en el cuerpo. Las vitaminas solubles en agua se absorben directamente del intestino delgado al torrente sanguíneo. Las vitaminas liposolubles se incorporan primero a los quilomicrones, junto con los ácidos grasos, y se transportan a través del sistema linfático al torrente sanguíneo y luego al hígado. los biodisponibilidad (es decir, la cantidad que se absorbe) de estas vitaminas depende de la composición alimentaria de la dieta. Debido a que las vitaminas liposolubles se absorben junto con la grasa de la dieta, si una comida es muy baja en grasa, la absorción de las vitaminas liposolubles en esa comida puede verse afectada.

Figura 8.2. "Absorción de vitaminas solubles en grasa y en agua".

Las vitaminas solubles en grasa y solubles en agua también difieren en cómo se almacenan en el cuerpo. Las vitaminas liposolubles (vitaminas A, D, E y K) se pueden almacenar en el hígado y los tejidos grasos del cuerpo. La capacidad de almacenar estas vitaminas permite al cuerpo aprovechar estas reservas cuando la ingesta dietética es baja, por lo que las deficiencias de vitaminas liposolubles pueden tardar meses en desarrollarse a medida que las reservas corporales se agotan. Por otro lado, la capacidad de almacenamiento del cuerpo de vitaminas liposolubles aumenta el riesgo de toxicidad. Si bien los niveles tóxicos generalmente solo se logran a través de suplementos vitamínicos, si se consumen grandes cantidades de vitaminas liposolubles, ya sea a través de alimentos o suplementos, los niveles de vitaminas pueden acumularse en el hígado y los tejidos grasos, lo que lleva a síntomas de toxicidad.

Hay una capacidad de almacenamiento limitada en el cuerpo para las vitaminas solubles en agua, por lo que es importante consumir estas vitaminas a diario. La deficiencia de vitaminas solubles en agua es más común que la deficiencia de vitaminas solubles en grasa debido a esta falta de almacenamiento. Eso también significa que la toxicidad de las vitaminas solubles en agua es rara. Debido a su solubilidad en agua, la ingesta de estas vitaminas en cantidades superiores a las que necesita el cuerpo puede, hasta cierto punto, excretarse en la orina, lo que reduce el riesgo de toxicidad. Similar a las vitaminas solubles en grasa, una ingesta tóxica de vitaminas solubles en agua no es común a través de las fuentes alimenticias, pero se observa con mayor frecuencia debido al uso de suplementos.

Características de las vitaminas solubles en grasa

Características de soluble en agua Vitaminas

Protegen las membranas celulares del daño de los radicales libres actúan dentro del núcleo de la célula para influir en la expresión génica

Actuar en el citosol de las células o en los fluidos extracelulares como la sangre.

Absorbido en la linfa con grasas de los alimentos.

Absorbido directamente en sangre

Gran capacidad de almacenamiento en tejidos grasos.

Poca o ninguna capacidad de almacenamiento

No es necesario consumirlo a diario para prevenir la deficiencia (puede tardar meses en desarrollarse)

Necesita consumirse con regularidad para prevenir la deficiencia.

Cuadro 8.1. Características de las vitaminas liposolubles y solubles en agua.


Nutrición en animales

La nutrición es un factor importante para todos los seres vivos. También para los animales y las plantas, es importante para su supervivencia. Mediante el proceso de fotosíntesis, las plantas preparan su propia comida, pero los animales no pueden preparar su comida y, por lo tanto, dependen de las plantas u otros animales para su alimentación.

Los animales satisfacen sus necesidades nutricionales comiendo plantas directamente (herbívoros) o indirectamente comiendo animales que han consumido plantas (carnívoros). Los animales que dependen tanto de plantas como de animales se denominan omnívoros. Para un crecimiento y supervivencia adecuados, todos los organismos necesitan alimento independientemente de la fuente que obtengan de su alimento.

Los alimentos tienen diferentes componentes, llamados nutrientes, como carbohidratos, grasas, minerales, proteínas y vitaminas, que son necesarios para el mantenimiento del cuerpo. Estos componentes son complejos y no se pueden usar directamente, por lo que se dividen en componentes más simples mediante el proceso de digestión.

Hábitos alimentarios de los animales

Los hábitos alimentarios de los animales les proporcionan la nutrición adecuada que ingieren mediante el proceso denominado Ingestión. El método de ingestión difiere en diferentes animales. Por ejemplo, el néctar es la fuente de alimento para las abejas y los colibríes, la pitón tiende a tragarse a sus presas y el ganado ingiere la hierba.

Los diferentes hábitos alimentarios de los animales conducen a una Evolución. Las formas más tempranas fueron los grandes anfibios que comían pescado entre los animales terrestres. Mientras que los anfibios, como las ranas, se alimentaban de pequeños peces e insectos, los reptiles comenzaron a alimentarse de otros animales y plantas.

La evolución de la forma y la función se debe a la especialización de los organismos hacia fuentes de alimentos específicas y, por supuesto, formas específicas de comer.

Por ejemplo, la diferencia en piezas bucales y dientes en ballenas, mosquitos, tigres y tiburones o formas distintas de picos en aves, como halcones, pájaros carpinteros, pelícanos, colibríes y loros son un ejemplo perfecto de adaptación a diferentes tipos de alimentación. por estos animales.

Los animales se pueden dividir en los siguientes grupos según sus hábitos alimentarios:

Herbívoros: los animales que dependen de plantas y frutas para su nutrición se llaman herbívoros. Las vacas, cabras, ovejas, búfalos, etc. son herbívoros.

Carnívoros: Los carnívoros son animales que dependen de otros animales para alimentarse. León, tigres, lobos son algunos de los carnívoros.

Omnívoros: estos incluyen organismos que se alimentan tanto de plantas como de animales. Los humanos, osos, perros, cuervos son omnívoros.

Tipos de nutrición en animales

Los diferentes tipos de nutrición en animales incluyen:

Filtro de alimentación: es un proceso de adquisición de nutrientes de partículas suspendidas en el agua. Este método lo utilizan habitualmente los peces.

Depósito de alimentación: Es el proceso de obtención de nutrientes a partir de partículas suspendidas en el suelo. Las lombrices de tierra usan este método para alimentarse.

Alimentación fluida: cuando un animal obtiene nutrientes al consumir los fluidos de otros organismos. Las abejas melíferas, los mosquitos siguen este modo de ingesta de alimentos.

Alimentación a granel: comer organismos completos y obtener nutrientes de ellos.

Alimentación por carnero y alimentación por succión: Consumir presas como alimento a través de los fluidos que las rodean. Este modo de ingestión suele ser adoptado por animales acuáticos como los peces óseos.

Proceso de nutrición en animales

El proceso de nutrición en animales es el siguiente:

La ingestión es el proceso de ingerir alimentos.

En este proceso, las partículas de alimentos más grandes se descomponen en partículas más pequeñas solubles en agua. Los hay físicos o químicos para digerir los alimentos.

La comida digerida se absorbe en el torrente sanguíneo a través de la pared intestinal.

Los alimentos absorbidos se utilizan para la energía, el crecimiento y la reparación de las células del cuerpo.

La comida no digerida se elimina del cuerpo a través de las heces. Este proceso se conoce como egestión.


Utilización de alimentos por el cuerpo.

Se puede pensar en el cuerpo humano como un motor que libera la energía presente en los alimentos que digiere. Esta energía se utiliza en parte para el trabajo mecánico realizado por los músculos y en los procesos secretores y en parte para el trabajo necesario para mantener la estructura y las funciones del cuerpo. El desempeño del trabajo está asociado con la producción de calor, la pérdida de calor se controla para mantener la temperatura corporal dentro de un rango estrecho. Sin embargo, a diferencia de otros motores, el cuerpo humano está degradando (catabolizando) y acumulando (anabolizando) continuamente sus componentes. Los alimentos suministran nutrientes esenciales para la fabricación del nuevo material y proporcionan la energía necesaria para las reacciones químicas involucradas.

Los carbohidratos, las grasas y las proteínas son, en gran medida, intercambiables como fuentes de energía. Normalmente, la energía proporcionada por los alimentos se mide en kilocalorías o calorías. Una kilocaloría equivale a 1.000 gramos-calorías (o pequeñas calorías), una medida de energía térmica. Sin embargo, en el lenguaje común, las kilocalorías se denominan "calorías". En otras palabras, una dieta de 2000 calorías en realidad tiene 2000 kilocalorías de energía potencial. Una kilocaloría es la cantidad de energía térmica necesaria para elevar un kilogramo de agua de 14,5 a 15,5 ° C a una atmósfera de presión. Otra unidad de energía muy utilizada es el joule, que mide la energía en términos de trabajo mecánico. Un julio es la energía gastada cuando un kilogramo se mueve una distancia de un metro por una fuerza de un newton. Es más probable que los niveles relativamente más altos de energía en la nutrición humana se midan en kilojulios (1 kilojulio = 103 julios) o megajulios (1 megajulio = 106 julios). Una kilocaloría equivale a 4.184 kilojulios.

La energía presente en los alimentos se puede determinar directamente midiendo la producción de calor cuando los alimentos se queman (oxidan) en un calorímetro de bomba. Sin embargo, el cuerpo humano no es tan eficiente como un calorímetro y se pierde algo de energía potencial durante la digestión y el metabolismo. Los valores fisiológicos corregidos para los calores de combustión de los tres nutrientes que aportan energía, redondeados a números enteros, son los siguientes: carbohidratos, 4 kilocalorías (17 kilojulios) por gramo de proteína, 4 kilocalorías (17 kilojulios) por gramo y grasa, 9 kilocalorías (38 kilojulios) por gramo. Las bebidas alcohólicas (alcohol etílico) también producen energía, 7 kilocalorías (29 kilojulios) por gramo, aunque no es esencial en la dieta. Las vitaminas, los minerales, el agua y otros componentes de los alimentos no tienen valor energético, aunque muchos de ellos participan en los procesos de liberación de energía en el cuerpo.

La energía proporcionada por un alimento bien digerido se puede estimar si se conocen las cantidades en gramos de sustancias que producen energía (carbohidratos sin fibra, grasas, proteínas y alcohol) en ese alimento. Por ejemplo, una rebanada de pan blanco que contiene 12 gramos de carbohidratos, 2 gramos de proteína y 1 gramo de grasa proporciona 67 kilocalorías (280 kilojulios) de energía. Tablas de composición de alimentos (ver tabla) y las etiquetas de los alimentos proporcionan datos útiles para evaluar la ingesta de energía y nutrientes de una dieta individual. La mayoría de los alimentos proporcionan una mezcla de nutrientes que aportan energía, junto con vitaminas, minerales, agua y otras sustancias. Dos notables excepciones son el azúcar de mesa y el aceite vegetal, que son prácticamente carbohidratos puros (sacarosa) y grasas, respectivamente.

El valor energético y el contenido de nutrientes de algunos alimentos comunes.
comida energía (kcal) carbohidrato (g) proteína (g) grasa (g) agua (g)
Fuente: Jean A.T. Pennington, Bowes and Church's Food Values ​​of Portions Commonly Used, 17ª ed. (1998).
pan integral (1 rebanada, 28 g) 69 12.9 2.7 1.2 10.6
pan blanco (1 rebanada, 25 g) 67 12.4 2.0 0.9 9.2
arroz blanco, de grano corto, enriquecido, cocido (1 taza, 186 g) 242 53.4 4.4 0.4 127.5
leche baja en grasa (2%) (8 fl oz, 244 g) 121 11.7 8.1 4.7 17.7
mantequilla (1 cucharadita, 5 g) 36 0 0 4.1 0.8
queso cheddar (1 oz, 28 g) 114 0.4 7.1 9.4 10.4
carne molida magra, asada, mediana (3.5 oz, 100 g) 272 0 24.7 18.5 55.7
atún, ligero, enlatado en aceite, escurrido (3 oz, 85 g) 168 0 24.8 7.0 50.9
papa, hervida, sin piel (1 mediana, 135 g) 117 27.2 2.5 0.1 103.9
guisantes, congelados, hervidos (1/2 taza, 80 g) 62 11.4 4.1 0.2 63.6
repollo, rojo, crudo (1/2 taza, rallado, 35 g) 9 2.1 0.5 0.1 32.0
naranja, ombligo, cruda (1 fruta, 131 g) 60 15.2 1.3 0.1 113.7
manzana, cruda, con piel (1 mediana, 138 g) 81 21.0 0.3 0.5 115.8
azúcar blanca, granulada (1 cucharadita, 4 g) 15 4.0 0 0 0

En la mayor parte del mundo, las proteínas suministran entre el 8 y el 16 por ciento de la energía de la dieta, aunque existen grandes variaciones en las proporciones de grasas y carbohidratos en diferentes poblaciones. En las comunidades más prósperas, alrededor del 12 al 15 por ciento de la energía se deriva típicamente de las proteínas, del 30 al 40 por ciento de las grasas y del 50 al 60 por ciento de los carbohidratos. Por otro lado, en muchas sociedades agrícolas más pobres, donde los cereales constituyen la mayor parte de la dieta, los carbohidratos proporcionan un porcentaje aún mayor de energía, mientras que las proteínas y las grasas proporcionan menos. El cuerpo humano es notablemente adaptable y puede sobrevivir, e incluso prosperar, con dietas muy divergentes. Sin embargo, diferentes patrones dietéticos están asociados con consecuencias particulares para la salud (ver enfermedad nutricional).


Nutrición animal

Satisfacer los requisitos nutricionales del ganado es extremadamente importante para mantener un rendimiento aceptable de los animales neonatales, en crecimiento, de engorde y reproductores. Desde un punto de vista práctico, un programa nutricional óptimo debe asegurar una ingesta adecuada de aminoácidos (tradicionalmente clasificados como esenciales y no esenciales), carbohidratos, ácidos grasos, minerales y vitaminas por parte de los animales a través de un programa de suplementación que corrija las deficiencias en las dietas basales (p. Ej., Maíz - y dietas a base de harina de soja para sustitutos de la leche porcina para terneros y corderos y forraje disponible para rumiantes).

Beneficios de los suplementos dietéticos

Además, la suplementación dietética con ciertos nutrientes (p. Ej., Arginina, glutamina, zinc y ácido linoleico conjugado) puede regular la expresión genética y las vías metabólicas clave para mejorar la fertilidad, el resultado del embarazo, la función inmunológica, la supervivencia y el crecimiento neonatal, la eficiencia alimentaria y la calidad de la carne. . En general, se necesita el equilibrio adecuado de proteínas, energía, vitaminas y todos los minerales nutricionalmente importantes en las dietas para hacer un programa de nutrición exitoso que sea productivo y económico. Se requiere tanto investigación fundamental como aplicada para alcanzar este objetivo.

Alcanzar una ingesta adecuada de agua

También es crucial para el programa de nutrición de los animales el agua. El ganado puede tener problemas de salud como resultado de la calidad del agua deficiente. Consumir agua es más importante que consumir alimentos. Una empresa ganadera exitosa requiere un buen suministro de agua, tanto en cantidad como en calidad. El suministro seguro de agua es absolutamente esencial para el ganado. Si el ganado no bebe suficiente agua potable todos los días, la ingesta de alimento (forrajes y concentrados) disminuirá, la producción disminuirá y el productor de ganado perderá dinero.


Método de ingesta de minerales nutricionales - Biología

Los patrones dietéticos han variado con el tiempo según las prácticas agrícolas y los factores climáticos, ecológicos, culturales y socioeconómicos que determinan los alimentos disponibles. En la actualidad, prácticamente todos los patrones dietéticos satisfacen adecuadamente o incluso superan las necesidades nutricionales de los grupos de población. Esto es cierto excepto cuando las condiciones socioeconómicas limitan la capacidad de producir y comprar alimentos o las prácticas culturales aberrantes restringen la elección de alimentos. Se cree que si las personas tienen acceso a una cantidad y variedad suficientes de alimentos, cubrirán sus necesidades nutricionales. La práctica actual de evaluar el valor nutritivo de las dietas debe incluir no solo la adecuación de la energía y las proteínas, sino también la densidad de micronutrientes de la dieta.

Una dieta saludable se puede lograr de más de una manera debido a la variedad de alimentos que se pueden combinar. Por lo tanto, es difícil definir los rangos de ingesta de un alimento específico, que deben incluirse en una combinación determinada para cumplir con la adecuación nutricional. En la práctica, el conjunto de combinaciones de alimentos que es compatible con la adecuación nutricional está restringido por el nivel de producción de alimentos sostenible en un entorno ecológico y poblacional dado. Además, existen limitaciones económicas que limitan el suministro de alimentos a nivel de los hogares. El desarrollo de directrices dietéticas basadas en alimentos (FBDG) por la FAO y la OMS (1) reconoce esto y se centra en la combinación de alimentos que pueden satisfacer los requisitos de nutrientes en lugar de en cómo cada nutriente específico se proporciona en cantidades adecuadas.

El primer paso en el proceso de establecer pautas dietéticas es definir los problemas importantes de salud pública relacionados con la dieta en una comunidad. Una vez definidos, se evalúa la adecuación de la dieta comparando la información disponible sobre la ingesta dietética con la ingesta de nutrientes recomendada (RNI). Los objetivos de ingesta de nutrientes en esta situación son específicos para un entorno ecológico dado, y su propósito es promover la salud en general, controlar enfermedades nutricionales específicas (ya sean inducidas por un exceso o deficiencia de ingesta de nutrientes) y reducir el riesgo de enfermedades relacionadas con la dieta. enfermedades multifactoriales. Las pautas dietéticas representan la forma práctica de alcanzar los objetivos nutricionales de una población determinada. Tienen en cuenta el patrón dietético habitual e indican qué aspectos deben modificarse. Consideran el entorno ecológico, los factores socioeconómicos y culturales, y el entorno biológico y físico en el que vive la población.

El enfoque alternativo para definir la adecuación nutricional de las dietas se basa en la base bioquímica y fisiológica de los requisitos nutricionales humanos en la salud y la enfermedad. La definición cuantitativa de las necesidades de nutrientes y su expresión como RNI han sido instrumentos importantes de la política alimentaria y nutricional en muchos países y han centrado la atención de organismos internacionales. Este enfoque basado en nutrientes ha servido para muchos propósitos, pero no siempre ha fomentado el establecimiento de prioridades nutricionales y dietéticas consistentes con las prioridades generales de salud pública a nivel nacional e internacional. Ha permitido una definición más precisa de los requisitos de nutrientes esenciales al establecer los RNI, pero, lamentablemente, a menudo se ha centrado de manera más estrecha, concentrándose en la cantidad precisa de nutrientes necesarios y no en resolver los problemas nutricionales del mundo. A diferencia de las RNI, las FBDG se basan en el hecho de que las personas comen alimentos, no nutrientes. Como se ilustra en este capítulo, la noción de densidad de nutrientes es útil para definir las FBDG y evaluar la idoneidad de las dietas. Además, sirven para educar al público a través de los medios de comunicación y brindan una guía práctica para seleccionar alimentos definiendo la adecuación dietética (1).

Los consejos para una dieta saludable deben proporcionar una descripción tanto cuantitativa como cualitativa de la dieta para que sea entendida por los individuos, quienes deben recibir información tanto sobre el tamaño como sobre el número de porciones por día. Los aspectos cuantitativos incluyen la estimación de la cantidad de nutrientes en los alimentos y su biodisponibilidad en la forma en que realmente se consumen. Desafortunadamente, los datos de composición de alimentos disponibles para la mayoría de los alimentos que se consumen actualmente en el mundo son incompletos, desactualizados o insuficientes para evaluar la verdadera biodisponibilidad. Los aspectos cualitativos se relacionan con la utilización biológica de los nutrientes en los alimentos tal como los consumen los humanos y exploran el potencial de interacción entre los nutrientes. Tal interacción puede mejorar o inhibir la biodisponibilidad de un nutriente de una fuente de alimento determinada.

Incluir alimentos en la dieta, que tienen una alta densidad de micronutrientes, como legumbres o legumbres, verduras (incluidas las verduras de hoja verde) y frutas, es la forma preferida de garantizar una nutrición óptima, incluida la adecuación de micronutrientes para la mayoría de los grupos de población. La mayoría de los grupos de población afectados por la deficiencia de micronutrientes subsisten en gran medida con dietas a base de cereales refinados o a base de tubérculos, que proporcionan energía y proteínas (con un equilibrio inadecuado de aminoácidos) pero son insuficientes en micronutrientes críticos. Las Figuras 2-5 y las Tablas 1-4 incluidas al final de este capítulo ilustran cómo la adición de una variedad de alimentos a las cuatro dietas básicas (arroz blanco- Figura 2, tortilla de maíz- Figura 3, cuscús refinado- Figura 4, y papa - Figura 5) puede aumentar la densidad de nutrientes de una dieta a base de cereales o tubérculos. Es necesario ampliar la base alimentaria y diversificar las dietas. Se puede ganar mucho agregando cantidades razonables de estos alimentos, que agregarán densidad de micronutrientes a la dieta básica (Tabla 1, 2, 3 y 4).

El reciente interés en el papel de los fitoquímicos y antioxidantes en la salud y su presencia en los alimentos vegetales respalda aún más la recomendación de aumentar el consumo de verduras y frutas en la dieta. La necesidad de diversificar la dieta está respaldada por el conocimiento de las interrelaciones de los componentes de los alimentos, que pueden mejorar el valor nutricional de los alimentos y prevenir desequilibrios indeseables que pueden limitar la utilización de algunos nutrientes. Por ejemplo, las frutas ricas en ácido ascórbico mejorarán la absorción de hierro iónico.

Si la ingesta de energía es baja (& lt8,368 MJ / día), por ejemplo, en el caso de niños pequeños, mujeres sedentarias o ancianos, es posible que la dieta no proporcione ingestas de vitaminas y minerales suficientes para cumplir con los RNI. Esta situación puede ser de especial relevancia para los ancianos, que están inactivos, tienen una masa corporal magra disminuida y, por lo general, disminuyen su ingesta energética. Los niños pequeños, las mujeres embarazadas y las mujeres lactantes, que tienen mayores necesidades de micronutrientes en relación con sus necesidades energéticas, también requerirán una mayor densidad de micronutrientes.

El hogar es la unidad básica para el consumo de alimentos en la mayoría de los entornos, y si hay suficientes alimentos, los miembros individuales del hogar pueden consumir una dieta con las densidades de nutrientes recomendadas y cumplir con sus RNI específicos. Sin embargo, se debe considerar la distribución adecuada de alimentos dentro de la familia para garantizar que los niños y las mujeres reciban alimentos adecuados con una alta densidad de micronutrientes. Se debe considerar la distribución de alimentos en el hogar al establecer pautas dietéticas generales y abordar las necesidades de los grupos vulnerables de la comunidad. Además, es importante la educación que detalle el almacenamiento y procesamiento adecuados de los alimentos para evitar pérdidas de micronutrientes en el hogar.

Diversificación dietética al consumir dietas a base de cereales y tubérculos (arroz, maíz, trigo, papa y mandioca)

La diversificación de la dieta es importante para mejorar la ingesta de nutrientes críticos. Los micronutrientes seleccionados discutidos aquí, aunque limitados en número, son de relevancia para la salud pública o sirven como marcadores para la ingesta total de micronutrientes. Los capítulos sobre nutrientes individuales proporcionarán más detalles sobre las consideraciones relacionadas con los alimentos para la adecuación de los micronutrientes. Los nutrientes seleccionados para la discusión a continuación incluyen algunos de los nutrientes que son más difíciles de obtener en dietas basadas en cereales y tubérculos. Las deficiencias de nutrientes de vitamina A, hierro y zinc están muy extendidas.

El contenido de vitamina A de la mayoría de las dietas básicas puede mejorarse significativamente con la adición de una porción relativamente pequeña de alimentos vegetales ricos en carotenoides, los precursores de la vitamina A. Por ejemplo, una porción habitual de zanahorias cocidas (50 g) añadida a una La dieta, o 21 g de zanahorias por 4.184 MJ, proporciona 500 mg de retinol equivalentes, que es la densidad de nutrientes recomendada para esta vitamina. La actividad biológica de la provitamina A varía entre las diferentes fuentes vegetales, y las frutas y verduras como las zanahorias, el mango, la papaya y el melón contienen grandes cantidades de carotenoides nutricionalmente activos (2, 3). Las verduras de hoja verde como la calabaza hiedra se han utilizado con éxito en Tailandia como fuente de vitamina A, y el aceite de palma rojo rico en carotenoides sirve como una excelente fuente de vitamina A fácilmente disponible en otros países. En consecuencia, una porción regular de estos alimentos incluidos en la dieta de un individuo puede proporcionar el 100 por ciento o más del requerimiento diario de equivalentes de retinol. La vitamina A también está presente en fuentes de alimentos para animales en una forma altamente biodisponible. Por tanto, es importante considerar la posibilidad de satisfacer las necesidades de vitamina A mediante la inclusión de alimentos de origen animal en la dieta. Por ejemplo, proporcionar cantidades menores de hígado de pescado o pollo (20-25 g) en la dieta proporciona una densidad de nutrientes de vitamina A superior a la recomendada para prácticamente todos los grupos de edad y sexo.

Se puede lograr una ganancia real en la ingesta de vitamina C al incluir cítricos u otros alimentos ricos en ácido ascórbico en la dieta. Por ejemplo, una naranja o una pequeña cantidad de otra fruta rica en vitamina C (60 g de porción comestible) proporciona la densidad de ácido ascórbico recomendada. Agregar una naranja a una dieta a base de papa aumenta el nivel de vitamina C tres veces. Otras buenas fuentes alimenticias de vitamina C son la guayaba, amla, kiwi, arándanos, fresas, papaya, mango, melón, melón, espinacas, acelgas, tomate, espárragos y coles de Bruselas. Todos estos alimentos, cuando se agregan a una dieta o comida en porciones regulares, mejorarán significativamente la densidad de vitamina C. Debido a que el ácido ascórbico es lábil al calor, se recomienda una cocción mínima (al vapor o salteado) para maximizar el nutriente biodisponible. La importancia de consumir vitamina C con las comidas se discutirá en relación con la absorción de hierro (véase el capítulo 13).

El folato ahora se considera importante no solo para la prevención de la anemia macrocítica, sino también para el desarrollo fetal normal. Recientemente, esta vitamina se implicó en el mantenimiento de la salud cardiovascular y la función cognitiva en los ancianos. Las dietas básicas que consisten principalmente en granos de cereales y tubérculos son muy bajas en folato, pero pueden mejorarse agregando legumbres o vegetales de hojas verdes. Por ejemplo, una porción regular de lentejas cocidas (95 g) agregadas a una dieta a base de arroz puede proporcionar una cantidad de folato suficiente para alcanzar la densidad de nutrientes deseable para esta vitamina. Otras legumbres como los frijoles y los guisantes también son buenas fuentes de esta vitamina, pero se necesitan porciones más grandes para la suficiencia de folato (100 g de frijoles y 170 g de guisantes). Las hojas de frijol en racimo y colacasia son excelentes fuentes de folato utilizadas en la dieta india. Otra buena fuente de ácido fólico es el hígado de pollo, solo una porción (20-25 g) es suficiente para alcanzar la densidad de nutrientes deseable para el ácido fólico y la vitamina A simultáneamente. Las mejores fuentes de ácido fólico son las vísceras, las verduras de hoja verde y los brotes. Sin embargo, el 50 por ciento o más del folato de los alimentos se destruye durante la cocción. Debe evitarse el calentamiento prolongado en grandes volúmenes de agua, y es aconsejable consumir el agua utilizada en la cocción de verduras.

Los minerales como el hierro y el zinc son bajos en las dietas a base de cereales y tubérculos, pero la adición de legumbres puede mejorar ligeramente el contenido de hierro de esas dietas. Sin embargo, la biodisponibilidad de esta fuente de hierro no hemo es baja. Por lo tanto, no es posible alcanzar los niveles recomendados de hierro y zinc en las dietas básicas a través de un enfoque basado en alimentos a menos que se incluya algo de carne, aves o pescado. Por ejemplo, agregar una pequeña porción (50 g) de carne, pollo o pescado aumentará el contenido total de hierro, así como la cantidad de hierro biodisponible. Para el zinc, la presencia de una pequeña porción (50 g) de carne, pollo o pescado asegurará la suficiencia dietética de la mayoría de las dietas básicas.

El consumo de ácido ascórbico junto con alimentos ricos en hierro mejorará la absorción. Existe un equilibrio crítico entre potenciadores e inhibidores de la absorción de hierro. El estado nutricional se puede mejorar significativamente educando a los hogares sobre las prácticas de preparación de alimentos, que minimizan el consumo de inhibidores de la absorción de hierro, por ejemplo, la fermentación de granos que contienen fitatos antes de hornear el pan para mejorar la absorción de hierro.

Cómo lograr la diversidad dietética en la práctica

Es fundamental trabajar en estrategias que promuevan y faciliten la diversificación dietética para lograr la complementariedad de las dietas a base de cereales o tubérculos con alimentos ricos en micronutrientes en poblaciones con economía limitada o acceso limitado a los alimentos. Una publicación reciente de la FAO y el Instituto Internacional de Ciencias de la Vida (4) propuso estrategias para promover la diversificación de la dieta dentro de la implementación de enfoques basados ​​en alimentos. Estas estrategias, que siguen, han sido adaptadas o modificadas en base a las discusiones mantenidas en esta consulta:

1. Huertos comunitarios o domésticos de hortalizas y frutas. Estos proyectos deberían conducir a una mayor producción y consumo de alimentos ricos en micronutrientes (legumbres, verduras de hoja verde y frutas) a nivel de los hogares. El éxito de tales proyectos requiere un buen conocimiento y comprensión de las condiciones locales, así como la participación de las mujeres y la comunidad en general. Estos son elementos clave para apoyar, lograr y mantener un cambio nutricional beneficioso a nivel del hogar. La disponibilidad de tierra y el suministro de agua pueden presentar limitaciones comunes, que requieren la intervención o el apoyo del gobierno local antes de que se superen. El esfuerzo educativo debe estar dirigido a asegurar una distribución adecuada dentro de la familia, que considere las necesidades de los miembros más vulnerables de la familia, especialmente los bebés y los niños pequeños. Se deben desarrollar FBDG separadas para grupos vulnerables, como mujeres embarazadas y lactantes, niños y ancianos.

2. Producción de pescado, aves y animales pequeños (conejos, cabras y cobayas). Estas son excelentes fuentes de micronutrientes esenciales altamente biodisponibles, como vitamina A, hierro y zinc. La producción de alimentos de origen animal a nivel local puede permitir a las comunidades acceder a alimentos que de otro modo no estarían disponibles debido a sus altos costos. Este tipo de proyectos también necesitan algún apoyo de los gobiernos locales u organizaciones no gubernamentales para superar las limitaciones de costos de la implementación del programa, incluida la capacitación de los productores.

3. Implementación de la producción comercial de frutas y hortalizas a gran escala. El objetivo de esta iniciativa es brindar alimentos ricos en micronutrientes a precios razonables a través de mercados efectivos y competitivos, que bajen los precios al consumidor sin reducir los precios al productor. Esto servirá principalmente a las zonas rurales urbanas y no productoras de alimentos.

4. Reducción de las pérdidas poscosecha del valor nutricional de alimentos ricos en micronutrientes, como frutas y verduras. La mejora de las instalaciones de almacenamiento y conservación de alimentos reduce significativamente las pérdidas posteriores a la cosecha. A nivel de los hogares, la promoción de métodos de cocción eficaces y formas prácticas de conservar los alimentos (secado solar de alimentos de temporada ricos en micronutrientes como papaya, uvas, mangos, duraznos, tomates y albaricoques) puede aumentar significativamente el acceso a alimentos biodisponibles. alimentos ricos en micronutrientes. A nivel comercial, las prácticas de clasificación, embalaje, transporte y comercialización reducen las pérdidas, estimulan el crecimiento económico y optimizan la generación de ingresos.

5. Mejora de los niveles de micronutrientes en suelos y plantas, lo que mejorará la composición de los alimentos vegetales y aumentará los rendimientos. Las prácticas agrícolas actuales pueden mejorar el contenido de micronutrientes de los alimentos mediante la corrección de la calidad y el pH del suelo y el aumento del contenido de minerales del suelo agotado por la erosión y la mala conservación del suelo. Las soluciones a largo plazo basadas en alimentos para las deficiencias de micronutrientes requerirán la mejora de las prácticas agrícolas, la calidad de las semillas y el fitomejoramiento (mediante un proceso de selección clásico o modificación genética).

La revolución verde hizo importantes contribuciones al suministro de cereales y es hora de abordar la necesidad de mejorar la producción de legumbres, verduras, frutas y otros alimentos ricos en micronutrientes. Las FBDG pueden servir para volver a enfatizar la necesidad de estos cultivos.

Es bien sabido que las estrategias propuestas para promover la diversidad alimentaria necesitan un fuerte compromiso a nivel comunitario. Por ejemplo, es necesario corregir el aumento en el precio de las legumbres asociado con la disminución de la producción y la menor demanda. El apoyo de las autoridades locales y del gobierno puede facilitar la implementación de tales proyectos porque estas acciones requieren recursos económicos, que en ocasiones están fuera del alcance de los más necesitados.

Prácticas que mejorarán el éxito de los enfoques basados ​​en alimentos

Para lograr una dieta adecuada de vitamina A, vitamina C, ácido fólico, hierro y zinc mediante el uso de enfoques basados ​​en alimentos, se deben considerar la preparación de alimentos y las prácticas dietéticas. Por ejemplo, es importante recomendar que las verduras ricas en vitamina C, ácido fólico y otras vitaminas solubles en agua o lábiles al calor se cocinen mínimamente en pequeñas cantidades de agua. Para la biodisponibilidad del hierro, es esencial reducir la ingesta de inhibidores de la absorción de hierro y aumentar la ingesta de potenciadores de la absorción en una comida determinada. Siguiendo esta estrategia, se recomienda incrementar la ingesta de: semillas germinadas, cereales fermentados, cereales procesados ​​térmicamente, carnes y frutas y verduras ricas en vitamina C y fomentar el consumo de té, café, chocolate o infusiones en otras veces que no sea con las comidas (ver Capítulo 13 y Capítulo 16).El consumo de alimentos cárnicos mejora la absorción de zinc, mientras que se inhibe por el consumo de dietas ricas en fitato, como las dietas a base de cereales sin refinar. La disponibilidad de zinc se puede estimar de acuerdo con la relación entre fitato y zinc (molar) de la harina (5).

Este consejo es particularmente importante para las personas que consumen dietas a base de cereales y tubérculos. Estos alimentos constituyen los principales alimentos básicos para la mayoría de las poblaciones del mundo, poblaciones que también están en mayor riesgo de sufrir deficiencias de micronutrientes. Se han propuesto otras alternativas, el enriquecimiento y la suplementación, como medidas provisionales cuando los enfoques basados ​​en alimentos no son viables o aún están en curso. Existe un papel definido para la fortificación para satisfacer las necesidades de hierro, ácido fólico, yodo y zinc. La fortificación y la suplementación deben verse como un complemento de las estrategias basadas en alimentos y no como un reemplazo. Combinadas, todas estas estrategias pueden contribuir en gran medida a estabilizar el estado de micronutrientes de las poblaciones en riesgo. Los enfoques basados ​​en alimentos suelen tardar más en aplicarse, pero una vez establecidos son verdaderamente sostenibles.

Delimitar la función de la suplementación y el enriquecimiento de los alimentos para los nutrientes que no pueden ser suministrados por los alimentos habituales.

En condiciones ideales de acceso y disponibilidad de alimentos, la diversidad de alimentos debería satisfacer las necesidades energéticas y de micronutrientes de la población en general. Desafortunadamente, para muchas personas en el mundo, el acceso a una variedad de alimentos ricos en micronutrientes no es posible. Como se demostró en nuestro análisis de las dietas a base de cereales y tubérculos (véanse los apéndices), se necesitan diariamente alimentos ricos en micronutrientes que incluyen pequeñas cantidades de carne y una variedad de alimentos vegetales (verduras y frutas). Esto puede no ser realista en la actualidad para muchas comunidades que viven en condiciones de pobreza. La fortificación y la suplementación de alimentos son alternativas importantes que complementan los enfoques basados ​​en alimentos para satisfacer las necesidades nutricionales de las personas en los países en desarrollo y desarrollados.

La fortificación se refiere a la adición de nutrientes a un alimento que se consume comúnmente (el vehículo). Es posible agregar un solo nutriente o grupo de micronutrientes (el fortificante) al vehículo, el cual ha sido identificado a través de un proceso en el que han participado todas las partes interesadas. Esta estrategia se acepta como sostenible en la mayoría de las condiciones y, a menudo, es rentable a gran escala cuando se implementa con éxito. La fortificación con hierro de la harina de trigo y la fortificación con yodo de la sal son ejemplos de estrategias de fortificación con excelentes resultados (6).

Hay al menos tres condiciones esenciales que deben cumplirse en cualquier programa de fortificación (6, 7): el fortificante debe ser efectivo, biodisponible, aceptable y asequible; el vehículo alimenticio seleccionado debe ser de fácil acceso y una cantidad específica debe ser consumirse regularmente en la dieta local y deben existir instrucciones detalladas de producción y procedimientos de monitoreo que se deben cumplir por ley.

Se recomienda la fortificación de alimentos con hierro cuando el hierro de la dieta es insuficiente o el hierro de la dieta es de baja biodisponibilidad, que es la realidad para la mayoría de las personas en el mundo en desarrollo y para los grupos de población vulnerables en el mundo desarrollado. Además, la prevalencia de la deficiencia de hierro y la anemia en los vegetarianos y en las poblaciones del mundo en desarrollo que dependen de cereales o tubérculos es significativamente mayor que en las poblaciones omnívoras.

El hierro está presente en los alimentos en dos formas, como hierro hemo, que se deriva de los alimentos cárnicos (carnes, aves y pescado), y como hierro no hemo, que es la forma inorgánica presente en alimentos vegetales como legumbres, cereales, nueces y verduras (8, 9). El hierro hemo se absorbe en gran medida (20-30 por ciento) y su biodisponibilidad no se ve relativamente afectada por factores dietéticos. El hierro no hemo tiene una tasa de absorción más baja (2-10 por ciento), dependiendo del equilibrio entre los inhibidores de la absorción de hierro (fitatos, polifenoles, calcio y fosfato) y los potenciadores de la absorción de hierro (ácidos ascórbico y cítrico, péptidos que contienen cisteína, etanol y productos de fermentación) presentes en la dieta (8, 9). Debido a que los alimentos básicos en todo el mundo proporcionan predominantemente fuentes de hierro no hemo de baja biodisponibilidad, los alimentos básicos consumidos tradicionalmente representan un excelente vehículo para la fortificación con hierro. Ejemplos de alimentos enriquecidos son la harina de trigo, la harina de maíz (maíz), el arroz, la sal, el azúcar, las galletas, el curry en polvo, la salsa de pescado y la salsa de soja (8). No obstante, los efectos beneficiosos del consumo de potenciadores de la absorción de hierro han sido ampliamente probados y siempre deben promoverse (es decir, el consumo de alimentos ricos en vitamina C junto con la fuente de hierro no hemo).

El yodo se distribuye escasamente en la superficie de la Tierra y los alimentos cultivados en suelos con poco o nada de yodo carecen de una cantidad adecuada de este micronutriente. Esta situación había hecho que los trastornos por carencia de yodo fueran sumamente comunes en la mayor parte del mundo y muy prevalentes en muchos países antes de la introducción de la yodación de la sal (10). Solo los alimentos de origen marino son fuentes naturalmente ricas en yodo. La sal es un alimento común utilizado por la mayoría de las personas en todo el mundo, y se ha demostrado que el establecimiento de un programa permanente de yodación de la sal bien implementado erradica los trastornos por deficiencia de yodo (véase el capítulo 12). La yodación universal de la sal es la mejor manera de eliminar virtualmente los trastornos por deficiencia de yodo para el año 2000 (4).

Sin embargo, la yodación de la sal no es simplemente una cuestión de legislar la yodación obligatoria de la sal. Es importante determinar la mejor técnica de fortificación, coordinar la implementación en todos los sitios de producción de sal, establecer programas efectivos de monitoreo y control de calidad, y medir el nivel de fortificación con yodo periódicamente. Las dificultades para implementar programas de yodación de la sal surgen principalmente cuando la industria de la sal está muy dispersa entre muchos pequeños productores. El nivel de enriquecimiento con yodo suele oscilar entre 25 y 50 mg / kg de sal. La cantidad real debe especificarse de acuerdo con el nivel de ingesta de sal y la magnitud del déficit a nivel de país, porque el yodo debe agregarse dentro de rangos seguros y efectivos. Además, es muy importante implementar un plan de monitoreo para controlar la cantidad de yodo en la sal en la mesa del consumidor (10, 11). Los organismos de las Naciones Unidas responsables de ayudar a los gobiernos a establecer programas de yodación deberían proporcionar apoyo técnico para la implementación, el seguimiento y la evaluación del programa para garantizar la sostenibilidad.

El cuerpo depende de un suministro regular de zinc proporcionado por la dieta diaria porque las reservas son bastante limitadas. El análisis de la diversidad de alimentos demuestra que es prácticamente imposible lograr la suficiencia de zinc en ausencia de una fuente de alimento de carne. Entre los alimentos de carne, la carne de res es la mejor fuente de zinc y le siguen las aves de corral y luego el pescado. Se están estudiando programas de fortificación con zinc, especialmente para poblaciones que consumen predominantemente alimentos vegetales. La fortificación de los alimentos básicos a base de cereales es una intervención potencialmente atractiva, que podría beneficiar a toda la población y dirigirse a los grupos de población vulnerables de niños y mujeres embarazadas. Tal adición de zinc a la dieta tal vez disminuiría la prevalencia del retraso en el crecimiento en muchos países en desarrollo con dietas bajas en zinc, porque el crecimiento lineal se ve afectado por el suministro de zinc.

La densidad de nutrientes recomendada por los desarrolladores de las FBDG de la FAO / OMS (1) para el ácido fólico es 200 & # 109g / 4.184 MJ. Aunque este valor de referencia es más alto que otros estándares de referencia, el aumento en el consumo de ácido fólico por las mujeres en edad fértil es muy importante: puede mejorar el peso al nacer y reducir la prevalencia de defectos del tubo neural en un 50 por ciento. Los niveles elevados de homocisteína en plasma se consideran un factor de riesgo independiente de enfermedad cardíaca. Una mayor ingesta de ácido fólico también puede beneficiar al resto de la población porque puede reducir los niveles de homocisteína en adultos (ver Capítulo 4). Además, el folato puede mejorar la condición mental de la población anciana (12, 13).

Aunque la densidad de ácido fólico deseada puede lograrse mediante la diversidad dietética, requiere la presencia diaria de vísceras, verduras de hoja verde, legumbres, legumbres o frutos secos en la dieta (14). Es posible que la mayoría de los grupos de población no alcancen fácilmente el nivel adecuado de consumo de ácido fólico, por lo que se recomienda la fortificación con ácido fólico. Estados Unidos inició la fortificación obligatoria con ácido fólico de los productos de cereales a base de cereales en enero de 1998. El nivel de fortificación aprobado en los Estados Unidos es de 140 y 109 g / 100 g de producto, lo que aumentará la ingesta media de mujeres en sólo 100 y 109 g. /día. Esta cantidad se considera segura (una dosis que no enmascara la anemia perniciosa, que resulta de la deficiencia de vitamina B12), pero puede ser ineficaz para reducir la aparición de defectos del tubo neural (15).

La suplementación se refiere a la administración periódica de preparaciones farmacológicas de nutrientes como cápsulas o tabletas o por inyección cuando se necesitan beneficios sustanciales o inmediatos para el grupo en riesgo. Como se estableció en la Conferencia Internacional sobre Nutrición (16), la suplementación nutricional debe restringirse a los grupos vulnerables, que no pueden satisfacer sus necesidades de nutrientes a través de la alimentación (mujeres en edad fértil, lactantes y niños pequeños, ancianos, grupos socioeconómicos bajos, desplazados personas, refugiados y poblaciones que experimentan otras situaciones de emergencia). Por ejemplo, se reconoce que la suplementación con hierro es la única opción para controlar o prevenir la anemia por deficiencia de hierro en mujeres embarazadas. Se debe considerar la suplementación con ácido fólico para las mujeres en edad fértil que han tenido un hijo con un defecto del tubo neural para prevenir la recurrencia.

Pautas dietéticas basadas en alimentos

Las directrices dietéticas basadas en alimentos (FBDG) son un instrumento y una expresión de la política alimentaria y nutricional y deben basarse directamente en las relaciones entre la dieta y las enfermedades de especial relevancia para cada país. Su propósito principal es educar a los profesionales de la salud y a los consumidores sobre la promoción de la salud y la prevención de enfermedades. De esta manera, las prioridades en el establecimiento de pautas dietéticas pueden abordar los problemas de salud pública relevantes, ya sea que estén relacionados con la insuficiencia o el exceso dietético. En este contexto, la satisfacción de las necesidades nutricionales de la población toma su lugar como uno de los componentes de los objetivos de la política alimentaria y nutricional junto con las prioridades incluidas en las FBDG para mejorar la salud y la nutrición de una población determinada.

La situación mundial de la nutrición y la salud demuestra que las principales causas de muerte y discapacidad han estado tradicionalmente relacionadas con la desnutrición en los países en desarrollo y con el desequilibrio entre la ingesta y el gasto de energía (que conducen a la obesidad y otras enfermedades crónicas: diabetes, enfermedades cardiovasculares, hipertensión, y accidente cerebrovascular) en los países industrializados. La tragedia es que muchos sufren de muy poca comida mientras que otros padecen enfermedades resultantes de demasiada comida, pero ambos se beneficiarían de una distribución más equilibrada de alimentos y otros recursos. Aunque la naturaleza de los problemas de salud y nutrición en estos dos grupos contrastantes es muy diferente, las pautas dietéticas necesarias para mejorar ambas situaciones no lo son. La mayoría de los países tienen actualmente la carga combinada de desnutrición por déficit y una prevalencia cada vez mayor de la obesidad y otras enfermedades crónicas por consumo excesivo. No obstante, los enfoques para abordar los problemas deben ser específicos de cada país y población.

Aunque dos tercios de la población mundial depende de dietas basadas en cereales o tubérculos, el otro tercio consume cantidades significativas de productos alimenticios de origen animal. Este último grupo impone una demanda indebida de tierra, agua y otros recursos necesarios para la producción intensiva de alimentos, lo que hace que la dieta occidental típica no solo sea indeseable desde el punto de vista de la salud sino también ambientalmente insostenible. Si equilibramos la ingesta de energía con el gasto requerido para el metabolismo basal, la actividad física, el crecimiento y la reparación, encontraremos que la calidad dietética requerida para la salud es esencialmente la misma en todos los grupos de población.

Los esfuerzos en educación nutricional y promoción de la salud deben incluir un fuerte estímulo para estilos de vida activos. Mejorar el equilibrio energético de las poblaciones rurales de los países en desarrollo puede significar un aumento de la ingesta energética para normalizar el índice de masa corporal bajo (IMC, peso / altura 2, calculado como kg / m 2), asegurando reservas de energía adecuadas y energía para las interacciones sociales adecuadas. En poblaciones urbanas sedentarias, mejorar el balance energético significará incrementar la actividad física para disminuir las reservas de energía (masa grasa corporal) y así normalizar el IMC. Por lo tanto, los objetivos aparentemente contradictorios (erradicar la desnutrición y prevenir la sobrenutrición) se resuelven al promover la energía suficiente para un IMC normal. Además, si aceptamos que las FBDG deben ser ecológicamente sostenibles, los tipos y cantidades de alimentos incluidos en una dieta equilibrada no son muy diferentes para promover una nutrición adecuada en los desnutridos y prevenir la sobrenutrición en los ricos.

Esto está bien ejemplificado por las similitudes en las FBDG entre países, ya sea que estén representadas por pirámides, arco iris, platos, ollas, etc. Es obvio que el consumo de energía en exceso inducirá un aumento en las reservas de energía, lo que puede conducir a la obesidad y la salud relacionada. complicaciones. Las poblaciones deben consumir dietas variadas y nutricionalmente adecuadas, basadas principalmente en alimentos de origen vegetal con pequeñas cantidades de carne añadida. Los hogares deben seleccionar dietas predominantemente vegetales ricas en una variedad de verduras y frutas, legumbres o legumbres, y alimentos básicos con almidón mínimamente procesados. La evidencia de que tales dietas evitará o retrasará una proporción significativa de enfermedades crónicas no transmisibles es consistente. Una dieta predominantemente basada en plantas tiene una baja densidad energética, lo que puede proteger contra la obesidad. Esto no debe excluir pequeñas cantidades de alimentos de origen animal, que pueden hacer una importante contribución nutricional a las dietas basadas en alimentos de origen vegetal, como se ilustra en los ejemplos presentados anteriormente. Las dietas inadecuadas ocurren cuando los alimentos escasean o cuando las tradiciones alimentarias cambian rápidamente, como se observa en sociedades que atraviesan transiciones demográficas o una rápida urbanización. Es probable que las dietas tradicionales, cuando sean adecuadas y variadas, sean en general saludables y más protectoras contra las enfermedades crónicas no transmisibles que la dieta occidental típica, consumida predominantemente en las sociedades industrializadas (17).

La reorientación de las políticas de producción, investigación agrícola y comercialización de alimentos debe tener en cuenta las FBDG, que aumentan la demanda de una variedad de alimentos ricos en micronutrientes y, por lo tanto, estimulan la producción para satisfacer las necesidades de consumo. Las políticas agrícolas imperantes fomentan la investigación, la producción y la importación de alimentos, que no necesariamente cumplen con los requisitos de implementación de las FBDG. Por ejemplo, se hace especial hincapié en los cereales, los cultivos hortícolas para la exportación, las legumbres para la exportación, los cultivos comerciales no alimentarios y el ganado de gran tamaño. Se requiere la necesaria reorientación de las políticas para garantizar una mayor disponibilidad de alimentos ricos en micronutrientes dentro del sistema alimentario local. Noruega ha implementado con éxito políticas agrícolas y de producción de alimentos basadas en un Plan de Acción Nacional de Nutrición, proporcionando incentivos económicos para el productor y el consumidor en apoyo de dietas saludables. Los resultados hablan por sí mismos, ya que Noruega ha experimentado una mejora sostenida en la esperanza de vida y una reducción de las muertes por enfermedades cardiovasculares y otras enfermedades crónicas no transmisibles.

Recomendaciones para el futuro

La Consulta reconoció las limitaciones en nuestro conocimiento de estos importantes aspectos, que afectan la utilización de nutrientes y recomendó que se fortalezca el esfuerzo del Sistema Internacional de Datos Alimentarios (INFoods) liderado por la FAO / UNU. Se debe hacer especial hincapié en la composición de micronutrientes de las dietas locales que se ven afectadas por el análisis del entorno ecológico de los componentes de los alimentos (nutrientes o componentes bioactivos), que pueden afectar la biodisponibilidad y utilización de micronutrientes críticos y el análisis de alimentos cocidos y alimentos típicos. combinaciones de alimentos tal como las consumen realmente los grupos de población. Además, las agencias de la ONU deberían apoyar el desarrollo de FBDG a nivel de país.

Investigación futura

Se identificaron las siguientes necesidades de investigación para facilitar la implementación de un enfoque basado en alimentos en la prevención de las deficiencias de micronutrientes:

  • Desarrollo de un sistema de datos alimentarios, que incluye el desarrollo de una metodología para la composición de micronutrientes de los alimentos, la organización de la recuperación de datos y la presentación de informes y difusión por medios electrónicos.Este esfuerzo debe incluir fitoquímicos, antioxidantes y otros componentes que puedan afectar la salud y la nutrición, con especial énfasis. en alimentos locales que pueden ser importantes para determinadas culturas alimentarias
  • Identificación y evaluación de métodos óptimos para cocinar alimentos para preservar el valor de los nutrientes y mejorar la biodisponibilidad de micronutrientes.
  • desarrollo de mejores métodos para conservar los alimentos, especialmente los micronutrientes, en el hogar y la comunidad
  • Identificación y propagación de métodos agrícolas que mejorarán el rendimiento, el contenido y el valor biológico de los alimentos ricos en micronutrientes.
  • Identificación de las combinaciones óptimas de alimentos y el tamaño de la porción que serán más eficaces para prevenir los déficits de micronutrientes y los métodos de promoción de estas combinaciones de alimentos a nivel comunitario.
  • desarrollo de la investigación agrícola para apoyar la implementación de FBDG y
  • evaluación del impacto nutricional y el costo-beneficio de los enfoques basados ​​en alimentos para combatir las deficiencias de micronutrientes.

Nota: datos de las tablas 1 y 3

Nota: datos de las tablas 1 y 3

Nota: datos de las tablas 2 y 4

Nota: datos de las tablas 2 y 4

Tabla 1: Composición de las dietas a base de arroz blanco y tortilla de maíz y valores de densidad de nutrientes por 1000 kcal para vitamina A, vitamina C, ácido fólico, hierro y zinc